Al menos 60 detenidos en disturbios en el aeropuerto de la república rusa de Daguestán por la ofensiva israelí en Gaza

MOS01 MAJACHKALÁ (RUSIA) 04/05/2012.- Varios policías desplegados en el lugar hoy, viernes 4 de mayo de 2012, tras el doble atentado con coches bomba perpetrado supuestamente por terrorista suicidas junto a un puesto de policía en Majachkalá, la capital de Daguestán, Rusia. Al menos 13 personas murieron y 122 resultaron heridas en el doble atentado, informaron fuentes policiales en unas declaraciones citadas por la agencia Interfax. EFE/Abdula Magomedov

Moscú (EFE).- Al menos 60 personas han sido detenidas y más de veinte han resultado heridas en el aeropuerto de Majachkalá, la capital de la república rusa de Daguestán, de mayoría musulmana, donde este domingo una muchedumbre se lanzó en busca de israelíes y judíos.

Según han informado las autoridades locales, entre los heridos se encuentran nueve policías, dos de los cuales tuvieron que ser hospitalizados.

Ante la llegada de vuelos procedentes de Israel, cientos de personas tomaron el aeropuerto y la pista de aterrizaje tras llamamientos en canales de Telegram, para revisar los vuelos y automóviles en busca de israelíes y judíos, en protesta por el conflicto entre Israel y Hamás.

De acuerdo con medios rusos como Echo de Daguestán, la turba gritó consignas antisemitas y “Allahu Akbar” (Alá es grande). También se escucharon disparos.

Tras varias horas de disturbios el aeropuerto, Las fuerzas de seguridad lograron despejar las instalaciones.

La Agencia Federal de Transporte Aéreo ordenó inicialmente el cierre del aeropuerto hasta el próximo 6 de noviembre, pero finalmente, la medida regirá solo hasta mañana martes.

Israel “espera” que Rusia vele por la seguridad de los judíos

El Gobierno de Israel afirmó este lunes que “espera que las autoridades rusas velen por el bienestar de todos los ciudadanos israelíes y judíos” dondequiera que estén, tras los disturbios en el aeropuerto de Daguestán.

En un comunicado conjunto de la Oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y del titular de Exteriores, Eli Cohen, el Ejecutivo instó a los responsables políticos a “adoptar una acción contundente” frente a “los alborotadores” y “la incitación salvaje” contra israelíes y judíos.

Según el Ejecutivo israelí, el embajador de su país en Rusia, Alex Ben Zvi, trabaja con las autoridades de Moscú para asegurarse de que los judíos e israelíes se encuentran bien, mientras la oficina del primer ministro, del titular de Exteriores y el Consejo de Seguridad Nacional de Israel siguen el desarrollo de los acontecimientos.

Para El Kremlin, los disturbios fueron “en gran medida, resultado de injerencia exterior” e intentos de Occidente de “dividir a la sociedad rusa”.

“En gran medida, eso es resultado de la injerencia exterior”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

Mientras, la comisionada de Derechos Humanos de Rusia, Tatiana Moskalkova, ha asegurado que lo sucedido en el aeropuerto “tiene claramente como objetivo incitar al odio étnico y puede conducir a graves violaciones de los derechos humanos”.

Por su parte, el jefe de la república rusa, Serguéi Mélikov, llamó este lunes a los participantes en los disturbios antisemitas en Majachkalá a “lavar la deshonra” en la guerra en Ucrania y acusó a Kiev de estar detrás de las protestas.

Zelenski achaca los disturbios al “antisemitismo ruso”

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha condenado las algaradas provocadas ayer en Daguestán y ha achacado las acciones de los manifestantes al “antisemitismo y el odio ruso a otras naciones”.

El jefe del Estado ucraniano también relacionó los hechos con los “comentarios antisemitas” que el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y el propio presidente Vladímir Putin habrían hecho en los últimos meses.

Zelenski denunció que esta “cultura del odio” rusa “es propagada “por la televisión pública, los líderes de opinión y las autoridades”, en referencia a las reacciones favorables a Hamás que la masacre de israelíes del 7 de octubre provocó en algunos medios del Kremlin.

Por su parte, el rabino de Kiev Moshe Azman, calificó de “pogromo” los hechos de Majachkalá.

“Hay peligro de linchamiento y la policía no hace nada”, escribió Azman en redes sociales.

EFE

Relacionados