Caso ‘Fiscal y su cúpula de poder’: ¿en qué consiste la investigación a la presunta red criminal que lideraría Patricia Benavides?

El operativo en el que se solicitó la detención a Villanueva tiene por nombre ‘Operación Valkiria’ | Fuente: Facebook Jaime Villanueva/Andina

El cese de Jaime Villanueva como Gerente Central del Despacho de la Fiscalía por parte de Patricia Benavides y su posterior pedido de detención, así como la conclusión del nombramiento de la fiscal Marita Barreto, destapan los conflictos al interior del Ministerio Público.

Durante la madrugada, Jaime Villanueva Barreto fue cesado como Gerente Central del Despacho de la Fiscalía de la Nación. La motivación del cese, que lleva la firma de la titular del Ministerio PúblicoPatricia Benavides, responde a una «necesidad de servicio».

También durante la madrugada, Patricia Benavides dio por concluido el nombramiento de Marita Barreto Rivera como fiscal superior provisional del distrito fiscal de Lima Centro, además de su rol como coordinadora del equipo especial de Fiscales contra la Corrupción en el Poder.

Horas más tarde, la Policía llegó hasta una clínica del distrito limeño de Surco donde se encuentra el recién cesado asesor principal de Benavides para proceder a su detención de manera preliminar, todo esto en el marco de un operativo del Equipo Especial de Fiscales contra la corrupción del poder (Eficcop) y la Diviac.

El operativo en el que se gestiona la detención a Villanueva tiene por nombre ‘Operación Valkiria‘, está a cargo precisamente de la fiscal Marita Barreto y el coronel PNP Harvey Colchado, e involucra a Benavides como presunta lideresa de una organización criminal que tendría, en un segundo nivel, al propio Jaime Villanueva, al funcionario del Ministerio Público Miguel Angel Girao Isidro, y al coordinador parlamentario Abel Hurtado Espinoza.

‘La fiscal y su cúpula de poder’

La ‘Operación Valkiria‘ es parte del caso denominado ‘La fiscal y su cúpula de poder’, que investiga a Jaime VillanuevaMiguel Angel Girao Isidro y Abel Hurtado Espinoza, quienes habrían «instrumentalizado el poder constitucional del monopolio de la persecución penal para beneficio propio».

De acuerdo con el Equipo Especial de la Policía Nacional del Perú en apoyo al Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder, esta presunta organización criminal se mueve en tres diferentes ejes.

Primero, se habría pretendido influir de manera ilícita en las decisiones de congresistas de la República para que destituyan a los miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) a través de un procedimiento constitucional. Ello, debido a que la JNJ investiga a Patricia Benavides y podría, eventualmente, suspenderla. En contraprestación, la fiscal de la Nación archivaría una serie de denuncias de carácter penal por corrupción en favor de los mismos congresistas.

Segundo, habrían influido en la designación de Josué Gutiérrez como defensor del Pueblo, quien constitucionalmente presidiría una eventual comisión especial para seleccionar a nuevos miembros de la Junta Nacional de Justicia a fin de que Benavides pueda permanecer en lo más alto de la cúpula de la dirección administrativa del Ministerio Público.

Tercero, habrían promovido la inhabilitación de la ex fiscal de la Nación Zoraida Ávalos mediante un proceso constitucional en el Congreso. El apoyo con votos por parte de los parlamentarios sería pagado con un favorecimiento en las investigaciones que cuentan con resolución pendiente en la Fiscalía de la Nación.

Cabe recordar que Benavides también dio por concluida la designación en sus cargos del fiscal superior Rafael Vela Barba en la coordinación nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Lavado de Activos, en el despacho de la Segunda Fiscalía Superior Nacional Especializada en Delitos de Lavado de Activos y en la coordinación del Equipo Especial de Fiscales.

RPP NOTICIAS

Relacionados