El virus contraataca

«Nadie en el Perú querría repetir el caos de los primeros meses de la pandemia que vivimos hace pocos años». (Foto: GEC)

“De hecho, los contagios se han incrementado en las últimas semanas. Se ignora todavía cuántos cuadros responden a esta variante, pero mejor permanecer alertas e informarse de inmediato…”

El Ministerio de Salud (Minsa) confirmó la presencia en el Perú de una nueva variante del virus del COVID-19, conocida como JN.1, que se transmite de un individuo a otro con una fluidez muy superior a la de las cepas conocidas hasta ahora, según la OMS.

No serán pocos los lectores que se habrán topado en estos días de fiesta y aglomeraciones, sea en familia o en sus centros de trabajo, con escenas de estornudos, congestiones respiratorias y demás síntomas propios de la gripe o similares: quizás con esta declaración oficial de las autoridades, tengan ya una explicación y una advertencia apropiada.

De hecho, los contagios se han incrementado en las últimas semanas. Se ignora todavía cuántos cuadros responden a esta variante, pero mejor permanecer alertas e informarse de inmediato. Sobre todo, quienes no llegaron a completar sus dosis y se encuentran en condiciones de vulnerabilidad.

Nadie en el Perú querría repetir el caos de los primeros meses de la pandemia que vivimos hace pocos años. Esta variante, además, no es más letal que la original, pero sí mucho más contagiosa. Las autoridades sanitarias ya están en alerta pues se están registrando más de 1,500 contagios semanales.

“La protección que ofrece la vacuna es clave, pues reduce el riesgo para las personas vulnerables que presentan este tipo de infecciones… La nueva cepa es un sublinaje de la variante Pirola, que ha predominado en los últimos meses a nivel global. Este sublinaje nos ha demostrado que tiene una alta capacidad de propagación”, insistió el viceministro de Salud Pública, Ricardo Peña.

Lo único que podemos hacer frente a esta enfermedad, que, como dicen los expertos, llegó para quedarse en fase endémica, es concientizar a la población para que se vacune. En ese sentido, está muy bien que el Minsa haya comenzado a movilizarse. Todo indica que la curva de contagios irá en ascenso en estos días de fin de año, para los que ya se recomienda el uso de mascarillas en lugares cerrados y altamente concurridos.

Las autoridades sanitarias invocan a ponerse las dosis de refuerzo o, según cada caso, la vacuna bivalente. Es lo que toca por el lado de la ciudadanía. Y, de parte del Estado, monitorear adecuadamente el avance y desplegar campañas de vacunación.

PERU21

Relacionados