Los lujos y placeres de Petroperú

Condominio Punta Arenas, Pariñas-Talara. Valor estimado de la propiedad: US$26´914,202. Foto: Wilson Siancas.

El bowling es un deporte de salón que consiste en derribar piezas de madera después de lanzar una bola pesada contra ellas. En Lima, es cada vez más difícil encontrar lugares para practicarlo por lo caro que es el mantenimiento. La sala de bowling más famosa, hasta su cierre en 2016, fue la del centro comercial miraflorino Larcomar.

Sin embargo, en Talara, contra todo pronóstico, la realidad es distinta y pagada por todos los peruanos. En octubre de 2012, Petroperú no tuvo mejor idea que remodelar la sala de bowling instalada en el Club Punta Arenas en Talara, el enclave de playa que se ubica al lado de la refinería.

Las especificaciones técnicas lanzadas al mercado fueron sorprendentes. Petroperú solicitó un equipo de bowling cuyas características eran similares a las que se encontraban en el salón de Larcomar. El contrato se firmó por casi medio millón de soles y el contratista debía satisfacer los requerimientos de la petrolera estatal.

A las semanas de firmarse el acuerdo, el contratista le comunicó a Petroperú que no podía cubrir el pedido, pues el equipo solicitado solo podía ubicarse en Larcomar por las características de este, y no en Punta Arenas. De mutuo acuerdo, se resolvió el contrato y los S/442,359 se salvaron de ser gastados en tan grande frivolidad.

El Club Punta Arenas está dentro del condominio estatal de Petroperú, al lado de la Refinería de Talara. Foto: Wilson Siancas.
El Club Punta Arenas está dentro del condominio estatal de Petroperú, al lado de la Refinería de Talara. Foto: Wilson Siancas.

Este recinto es parte de lo que heredó Petroperú de la International Peruvian Company, tras su expropiación en el gobierno de Juan Velasco Alvarado. Está ubicado dentro de un complejo de condominios que lleva el mismo nombre, en el distrito de Pariñas. Dicha propiedad tiene un área estimada de 448,570 m2, equivalente a casi 10 estadios nacionales.

Perú21 contactó al perito tasador, Manuel Barboza, para estimar el valor del predio. El también ingeniero civil estimó que está valorizado en US$26.9 millones.

Además del club y la sala de bowling, el lugar cuenta con un colegio privado y un moderno sauna. En 2014, la empresa estatal le encargó a un consorcio la construcción de una piscina semiolímpica por S/511,000.

El costo del servicio de mantenimiento de las viviendas, oficinas y áreas comunes de Punta Arenas, área norte y de la Refinería de Talara le cuesta a la petrolera más de S/5.7 millones al año. Sin embargo, esta no es la única de las comodidades con costosísimos mantenimientos de las que goza Petroperú a costa de todos los peruanos y pese a la situación de bancarrota que enfrenta.

En abril de 2021, tres meses antes de que Pedro Castillo asumiera la presidencia, la administración de Petroperú identificó 61 inmuebles “no indispensables” para su operación con el propósito de ofrecerlos en el mercado inmobiliario.

Sin embargo, no estaba en esta lista el Club Punta Arenas y estaban en proceso de calificación de “no indispensables” las casas de playa de la petrolera ubicadas en los Lotes 12, 31 y 35 del balneario Punta Sal, en Tumbes, así como la casa X-32, en la urbanización Miraflores, Castilla, en Piura.

PROPIEDADES DE LUJO

En la avenida El Golf de Los Incas, en Surco, se ubica el Club Petroperú, una propiedad de 18,000 m2, cuyo valor llegaría a los US$23.9 millones.

Pese a llevar el nombre de Petroperú y este asumir los gastos de arbitrios, impuestos, guardianía y otros por su condición de propietario, no es de su uso exclusivo. Este es un club privado que se construyó sobre el terreno de la petrolera.

Lo peor es que, en 2008, la Asociación Club Petróleos del Perú – Petroperú, que administra el club, interpuso una demanda de amparo contra el Estado por haber dispuesto el acceso al público a las instalaciones del recinto en su condición de propiedad pública.

Club Petroperú, Surco - Lima. El valor estimado de esta propiedad asciende a US$ 23.8 millones. Foto: Google Maps.
Club Petroperú, Surco – Lima. El valor estimado de esta propiedad asciende a US$ 23.8 millones. Foto: Google Maps.

La propiedad se encuentra en litigio. La asociación alega que en 1981 se les cedió el terreno como centro recreativo. “Las edificaciones e infraestructuras construidas (…) son productos de los aportes directos de los socios”, indica un documento sobre el proceso judicial.

Sin embargo, según fuentes de Petroperú, el valor de dichas infraestructuras no es comparable con el valor del terreno. El sindicato se opuso a este litigio.

También Petroperú cuenta con dos casonas en el parque El Olivar, en el distrito de San Isidro. De acuerdo con Barboza, estas dos viviendas están valorizadas en US$8 millones. Una está ubicada en la Av. Los Incas 460 y cuenta con una extensión de 2,230 m2. La otra está ubicada en la calle Pallardelli 340 y mide 374 m2. Ambas casas fueron usadas como archivo, pero hoy están abandonadas.

Casona El Olivar, San Isidro - Lima. El valor estimado de la vivienda es de US$ 6.8 millones. Foto: César Villegas.
Casona El Olivar, San Isidro – Lima. El valor estimado de la vivienda es de US$ 6.8 millones. Foto: César Villegas.

LAS CASAS DE PLAYA

La lista de propiedades de Petroperú se extiende hasta Piura. Cerca del malecón de Los Órganos, por ejemplo, está el condominio Las Palmeras, una villa de 11,445 m2 donde residen los trabajadores de la empresa, valorizada en US$1.7 millones.

También hay una casa de playa, y otros dos lotes en el balneario de Punta Sal. Entre ellas la Casa Club de Pesca, que cuenta con acceso directo a la playa, tres dormitorios, dos baños, una cocina, un carport, y un generador de energía eléctrica. Está valorizada en US$120 mil.

Villa Petroperú, Los Órganos - Talara. El inmueble está valorizado en US$1'696,870.  Foto: Wilson Siancas.
Villa Petroperú, Los Órganos – Talara. El inmueble está valorizado en US$1’696,870. Foto: Wilson Siancas.
Casa Club de Pesca, Punta Sal. El precio del precio en el mercado es de US$120,000. Foto: Wilson Siancas.
Casa Club de Pesca, Punta Sal. El precio del precio en el mercado es de US$120,000. Foto: Wilson Siancas.

La última propiedad es un club de pesca abandonado en el distrito El Alto, en Talara. Fishing Club está dentro de un predio de 56,372 m2, terreno que se encuentra en un proceso judicial. El predio está valorizado en US$563 mil.

LA OFICINA PRINCIPAL

Entre las propiedades identificadas también está la oficina principal de la estatal, ubicada en el centro financiero de la capital, en San Isidro, valorizada en US$105.6 millones. El directorio de Petroperú previo al gobierno de Castillo contempló hasta dos opciones para rentabilizarlo, porque el mantenimiento bordeaba el millón de soles al año.

“Hicimos el cálculo y con ese millón de soles alquilábamos un coworking para todos y dejábamos el edificio. En alguna reunión se dijo pongamos un letrero ‘se vende’ y nos vamos todos a un coworking, porque vamos a gastar menos”, dijo la fuente.

Oficina Principal Petroperú, San Isidro - Lima. El edificio y estacionamiento están valorizados en US$105'641,553.
Foto: Virginio Crisante.
Oficina Principal Petroperú, San Isidro – Lima. El edificio y estacionamiento están valorizados en US$105’641,553. Foto: Virginio Crisante.

Esta es solo la muestra de las propiedades que tiene Petroperú que, por ser consideradas activos no estratégicos, la estatal debe poner a la venta para acceder a liquidez. Barboza estimó que el valor de mercado de los ocho inmuebles antes mencionados de Petroperú alcanza los US$166′597,921. Si se considera el resto de propiedades identificadas, la petrolera accedería a un alivio financiero.

Hasta el momento, el rescate de Petroperú y las perdidas acumuladas es equivalente a la mitad de lo que cuesta la nueva Carretera Central y no hay justificación alguna para que disponga de inmuebles costosos, financiados por todos los peruanos, y que continúe solicitando rescates millonarios, cuando en el país existen otras prioridades.

En el marco de las recomendaciones del Plan de Reestructuración elaborado por el consorcio Arthur D. Little, se vienen evaluando aquellos inmuebles cuya disposición para su venta se puedan recomendar al Directorio, de conformidad con la indicada norma y los Estatutos Sociales de Petroperú.

Existe una lista de numerosos terrenos que no son necesarios para el objeto social de Petroperú (entre ellos el terreno de Punta Sal), los que se están buscando poner a la venta, para lo cual se ha conformado un Equipo de Trabajo.

La venta de un activo o un ‘leaseback’ podría ser lo más eficiente y rápido para que Petroperú pueda acceder a una fuente de financiamiento o de liquidez.

Considerando la situación actual de Petroperú, es imperativo que la empresa sea cuidadosa en el análisis y la ejecución legal de cualquier acción, cuidando cumplir con las normas de su estatuto, las del sector público y otras específicas que le apliquen.

En el caso del leaseback, es probable que el arrendatario realice una evaluación crediticia para asegurarse de que Petroperú esté en condiciones de cumplir con el contrato de arrendamiento.

PERU21

Relacionados