Inició el Año Escolar 2024 excepto en dos regiones: cuáles son y por qué no empiezan clases este 11 de marzo, según Minedu

Inició el Año Escolar 2024 excepto en dos regiones: cuáles son y por qué no empiezan clases este 11 de marzo, según Minedu.

Este lunes 11 de marzo inició el Año Escolar 2024, aunque, por disposición del Ministerio de Educación (Minedu), no todas las sedes educativas del Perú abrirán sus puertas.

En medio de un intenso verano, más de 56 mil colegios volverán a operar en beneficio de la educación básica de más de 6 millones de niños y jóvenes del Perú, luego de un periodo vacacional de más de dos meses.

Sin embargo, la titular del Minedu, Miriam Ponce, señaló que el inicio de clases en las regiones de Ica y Áncash se postergarán hasta el próximo 25 de marzo, siendo el clima un factor crucial por el cual se determinó esta decisión.

Minedu precisa por qué se posterga inicio de clases en Ica y Áncash

Las considerables magnitudes y altos picos de calor provocados por el fenómeno El Niño pone en serio riesgo la salud de miles de niños y jóvenes que durante largas horas permanecerán en aulas de clases.

Esta fue una de las razones por las cuales el Minedu optó por aplazar la fecha de inicio del Año Escolar 2024 en Ica y Áncash. Otro de los factores que anunció la ministra Ponce se relacionan a las posibilidades de que ocurran lluvias de importante intensidad, deviniendo en deslizamientos y provocando desastres.

Pese a ello, se fijó que el próximo 25 de marzo, con el otoño iniciado, los escolares empiecen con sus labores educativas con un clima más favorable y menos perjudicial para sus estados de salud.

Recomendaciones para el inicio del Año Escolar 2024

La educación es un proceso que no solo involucra el esfuerzo mental, sino también físico; siendo de vital importancia que el menor goce de salud y bienestar. Por ello, se hace un llamado a la conciencia a los padres de familia y/o apoderados, y se exhortó a tomar en cuenta ciertas recomendaciones.

Mantener un esquema de vacunación completo es crucial para prevenir enfermedades en niños y jóvenes. De igual manera, el correcto lavado de manos e higiene en general proporciona un mejor cuidado. La correcta alimentación e hidratación también fomenta un desarrollo adecuado del alumno.

Vale señalar que la ayuda y el seguimiento psicológico a través del fomento de la comunicación abierta contribuye a que los menores no registren alto niveles de estrés y ansiedad.

DIARIO EXPRESO

Relacionados