Gustavo Adrianzén da ‘jalón de orejas’ a ministros Morgan Quero y Ángela Hernández por llamar práctica cultural a abusos sexuales

Sigue polémica por caso de abuso íntimo a niños y jóvenes awajún.

El primer ministro de Estado, Gustavo Adrianzén, marcó distancia de las declaraciones de los ministros Morgan Quero y Ángela Hernández, respecto a sus polémicos pronunciamientos sobre los casos de abuso sexual contra menores awajún, de la provincia amazónica de Condorcanqui.

Lejos de reiterar el cuestionado mensaje de sus compañeros en el Ejecutivo, el premier no fue condescendiente con las versiones que señalan el reprochable abuso hacia niños y jóvenes como ‘práctica cultural’.

“Nada justifica que se pueda violentar el interés superior de la niña, el niño o adolescente que tiene que ver con su integridad física. No podemos solapar, ni pretender justificar por ninguna práctica cultural, por ancestral que sea, que este tipo de abusos se produzca”, manifestó en conferencia de prensa.

En la misma línea, Gustavo Adrianzén rechazo contundentemente la violencia contra la dignidad y el pudor de una persona y agregó que, si bien “el  Perú es un país multiétnico, pluricultural y multilingüístico (…) nos reconocemos como un país que no permite, por ningún motivo, el abuso sexual a nuestras niñas, niños y adolescentes”.

Las certeras declaraciones del premier fungen como un ‘jalón de orejas’ hacia el titular del Minedu, Morgan Quero, quien el último 12 de junio desató una serie de críticas tras calificar como posible ‘práctica cultural’ presuntas violaciones sexuales contra menores en la comunidad Awajún, en Amazonas.

La crítica alcanzó a la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables cuando, lejos de contrastar y mostrar su rechazo a la versión expuesta por el ministro de Educación, apoyó su versión ratificando que “se trata, efectivamente, de prácticas culturales que debemos desterrar”.

Más sobre Gustavo Adrianzén

DIARIO EXPRESO

 

 

 

Relacionados